Pintando

En la casa rural de Selaya había una ventana por donde entraba una luz demasiado bonita como para no hacer una foto.

Deja un comentario